Miércoles 22 de Noviembre, 13:24 hs
REFORMA FISCAL

El oxímoron de aumentar los impuestos para atraer inversiones

El presidente Mauricio Macri anticipó, tras la victoria electoral, algunas medidas, como la de aumentar los impuestos en bebidas azucaradas, cervezas y vinos, y la reducción del precio de bioetanol, anuncios que de concretarse pondrán en jaque a los ingenios tucumanos y al sector citrícola.

El oxímoron de aumentar los impuestos para atraer inversiones

LO INTENTEMOS....Macri había anticipado tras ganar las elecciones que impulsaría reformas. El proyecto de Ley fiscal está en el Congreso con medidas que generan alarmas en los sectores productivos.

LO INTENTEMOS.... Macri había anticipado tras ganar las elecciones que impulsaría reformas. El proyecto de Ley fiscal está en el Congreso con medidas que generan alarmas en los sectores productivos.

Prueba y error. Una constante en el discurso de Cambiemos, que por momentos parece tener rumbos definidos y por otros no.

La perorata sostenida sobre la importancia de atraer inversiones desde el albur de la gestión, acicateando la teoría del derrame para que los brotes verdes se conviertan en buenas cosechas y se genere empleo y producción no solo no está ocurriendo, sino que las políticas oficiales, lejos de seducir, alejan a los poseedores de capital, que prefieren los buenos rendimientos de la bicicleta financiera del LEBAC antes de instalar o incrementar sus industrias o negocios.

La reforma tributaria que impulsa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, propone elevar la alícuota del 4 por ciento que hoy tienen las bebidas azucaradas hasta alcanzar el 17 por cientolo que aumentaría el precio final de los productos.

Según informó el diario Perfil, el director de la Asociación Fabricantes Argentinos de Coca-Cola, Esteban Agost Carreño, sostuvo que esta decisión podría generar una "pérdida de empleo en toda la cadena, cuyas estimaciones se ubican en 5 mil puestos de trabajo” y que "si hubiera un incremento de impuestos de este tipo, el aumento del precio se daría casi inmediatamente, por lo que esta decisión impactaría en el consumo”.

La suba sería en el orden del 11 por ciento.

Otra área amenazada es la citrícola. Coca Cola, alertada por el posible impuestazo, había amagado con no realizar la inversión por mil millones de dólares que tenía prevista y avisó que dejaría de comprar jugo concentrado a las citrícolas tucumanas. Sin embargo, finalmente maquilló la amenaza y con reservas, confirmó que invertirá.

En la actual temporada se industrializaron 1.060.000 toneladas de limón en Tucumán, de los cuales se obtuvieron 63.000 toneladas de jugo concentrado, según reveló La Gaceta.

No obstante, ante las reacciones de distintos sectores, el gobierno no tardó en reunirse con los gobiernos provinciales. Estados afines a la Casa Rosada, como Mendoza, logró que se diera marcha atrás con los aumentos de los impuestos al vino.

En Tucumán esperan lo mismo respecto a las bebidas azucaradas y con respecto a la baja del precio del bioetanol. El empresario Emilio Luque había dicho que la medida constituiría "una puñalada” para la industria tucumana, mientras que el gobernador Juan Manzur indicó que sería un duro golpe para las economías regionales.

Al cierre de esta edición, el Gobierno enviaba con pocas modificaciones el proyecto de Ley al Congreso. De los legisladores dependerá mucho el futuro de la industria tucumana.

 

 

 

Comentarios Libres